En tiempos de coronavirus los peruanos descubrimos el libro digital. Ante la imposibilidad de salir de casa por la cuarentena oficial decretada por el gobierno del presidente Vizcarra, muchos se preguntaron si existía otro modo de leer un libro sin tener que ir hasta una librería, con suerte, a uno o dos distritos de distancia, dada la poca cantidad de estos locales que existen en Lima (y ni qué decir en todo el país.)

Pero este fenómeno no solo ocurre en Perú. Javier Celaya, socio fundador de dosdoce.com y un apasionado del ebook y del audiolibro, invitado además a la Feria del Libro 2019, dice que «la cuarentena del coronavirus está animando a miles de lectores a descubrir la lectura de ebooks y audiolibros en plataformas de suscripción y en bibliotecas digitales».

Desde el inicio del confinamiento, agrega, «estas plataformas están duplicando, y hasta triplicando, el número de alta diarias en sus servicios digitales, así como el consumo de sus contenidos».

En Perú las ventas se han disparado, afirma Daniel Hurtado Brenner, CEO de CreaLibros, el emprendimiento digital que tiene a cargo la administración de PerueBooks.com y de otras dos tiendas de libros digitales en Chile y Argentina. «Entre febrero y marzo de este año, hemos superado las ventas que usualmente ocurren a lo largo de un semestre».

Aún hay pocas publicaciones de editoriales peruanas, pese a que la demanda de libros digitales aumenta considerablemente en la población peruana, por la facilidad de uso y porque a pesar de no contar con librerías pueden acceder a miles de publicaciones que se editan en todo el mundo. «Esto debería cambiar de inmediato», sostiene, porque cada día son más los lectores de todo el país que preguntan por libros y autores nacionales.

Los lectores peruanos están aprendiendo que hay vida más allá del PDF. El libro digital que se vende en las mayorías de tiendas digitales se expende en formato EPUB, un formato abierto que se adapta a cualquier dispositivo de lectura, sea la PC, la laptop o los teléfonos celulares y que le da libertad al lector para disponer del tamaño o tipo de letra que prefiera.

La principal ventaja del ebook, que es como se le llama al libro digital, es que puedes leerlo de inmediato, sin necesidad de ir a una librería o esperar varias semanas para que te lo envíen a casa. «Es el libro del siglo XXI, que puedes llevar contigo, sin necesidad de cargar toda tu biblioteca encima», señala Hurtado Brenner.

En tiempos de coronavirus, qué mejor que sentarse a leer y pasar el tiempo eficazmente con una buena lectura. Si los lectores no han parado de leer… ¿por qué sí las editoriales peruanas?  Es en estos tiempos cuando las editoriales peruanas deberían replantear su reticencia al digital y empezar a comercializar sus publicaciones en este nuevo formato. Para Celaya, «los ingresos derivados de las ventas de ebooks y audiolibros durante la cuarentena no reemplazarán las pérdidas de las ventas en papel debido al cierre de las librerías, pero colocarán al mundo del libro en el centro de atención e interés de los ciudadanos durante esta maldita #cuarentena».